Para nadie es un secreto que acumular intereses es lo más temido por la mayoría de las personas al solicitar un crédito. Seguramente tú también has tenido esa preocupación alguna vez, pues los intereses pueden convertirse en deudas inmensas con el banco o con alguna entidad financiera. Sin embargo, en la actualidad existe un nuevo tipo de préstamo que dejará ese problema en el pasado: los préstamos sin intereses. Estos créditos han nacido como consecuencia del alto grado de competitividad que ha surgido recientemente en el ámbito financiero de los préstamos. A continuación, te explicaré en qué consisten estos créditos y cómo puedes beneficiarte con ellos durante esta crisis económica que estamos atravesando todos los españoles.

¿Qué son los préstamos sin intereses?

Los mismos constituyen créditos especiales brindados por diversas entidades financieras, en los cuales el prestatario no requiere pagar intereses por la suma solicitada de dinero. A pesar de esto, no puede afirmarse que este servicio sea totalmente gratis, ya que las entidades financieras que otorgan estos préstamos sin intereses suelen cobrar comisiones por brindar dicho servicio. Del mismo modo, si el prestatario no cumple con las condiciones acordadas o la fecha pautada para el pronto pago de la deuda acreditada, la entidad prestamista tendrá derecho a penalizar económicamente al deudor. Por esta razón, cuando los solicitemos debemos tener cierta estabilidad financiera y la certeza de que podremos pagar la deuda a tiempo sin ningún problema.

¿Cuál es la utilidad de los préstamos sin intereses durante tiempos de crisis?

Uno de los mayores beneficios de este tipo de préstamos es que son créditos rápidos online, es decir, son préstamos que se solicitan a las entidades bancarias a través de portales en línea y que son aprobados en un corto lapso de tiempo. Esta particularidad los hace una de las mejores alternativas a los préstamos bancarios tradicionales cuando de emergencias se trata. Del mismo modo, es necesario recordar que estos créditos rápidos online han sido diseñados para ser pagados en lapsos muy cortos de tiempo, por lo cual no es recomendable que la suma de dinero solicitada exceda nuestros ingresos habituales a corto plazo. En general, estos préstamos son útiles para pagar los siguientes gastos:

  • Emergencias sanitarias de bajo costo, medicamentos o consultas médicas: sin lugar a dudas, nuestra salud es nuestra primera necesidad. Lamentablemente, cada día el costo de tener una buena salud parece aumentar más y más. Por supuesto, esto afecta nuestros presupuestos, mas no podemos dejar de lado nuestra salud si queremos tener una vida plena y duradera. Por este motivo solicitar créditos rápidos online para la salud siempre será una buena inversión en tu vida.
  • Averías hogareñas: es común que en nuestra cotidianidad en el hogar ocurra algún daño a la infraestructura. En cualquier momento, nuestro frigorífico no enfría, el sistema de calefacción deja de emanar calor o alguna tubería del sistema hidráulico empieza a tener una fuga de agua. Por supuesto, estos contratiempos nunca suelen ser parte de nuestro presupuesto mensual, por lo que estos préstamos son ideales para cubrir el costo de las reparaciones.
  • Gastos en tecnología: cada día más personas dependen de la tecnología como fuente de ingresos. Nuestros móviles y computadores se han convertido en nuestras oficinas. Por esta razón, ya sea para comprar nuevos equipos tecnológicos o reparar alguna falla en los que ya poseemos, la tecnología nunca es una mala inversión.