La tarea de los asesores financieros es optimizar las finanzas de sus clientes mediante para que estos a través de su experiencia y consejos les ayuden a tomar las decisiones más ventajosas para sus inversiones y finanzas personales. Recurrir a los servicios profesionales de estos expertos puede ayudarnos a evitar errores, a conseguir nuestros objetivos y a mejorar nuestra situación económica y financiera.

Estas son las 6 razones esenciales por las que todos deberíamos contar con nuestro propio asesor financiero:

Contar con una opinión objetiva

Normalmente, cuando nuestro banco o entidad financiera nos ofrece asesoramiento, es porque intenta vendernos algunos de sus productos. Por el contrario, los asesores son trabajadores independientes cuyo único interés es la satisfacción de su cliente, ya que de ello depende su propio trabajo. Por ello se esforzará en encontrar los productos que mejor se adapten a las características y objetivos de la persona para la que trabaja.

Ayuda a racionalizar

A veces por ignorancia, y otras por temeridad u otros motivos, utilizamos nuestro dinero de forma poco racional. Un asesor actúa de forma más objetiva, calibrando las ventajas e inconvenientes de los planteamientos que le presenta el cliente. Por ejemplo, si en un momento dado necesitamos financiación para un proyecto o gasto puntual nos aconsejará hacer una comparativa de préstamos personales para elegir el más conveniente.

Análisis completo de la situación financiera

Los asesores no solo aconsejan sobre los lugares en los que invertir. Además estudian el estado de cuentas de sus clientes, con sus ingresos y gastos, su situación personal y familiar y los hipotéticos gastos que podría tener en el futuro para comprobar la viabilidad o no de una posible inversión que desee hacer.

Ayuda a planificar las obligaciones tributarias

Los asesores financieros también pueden ofrecer a los inversores consejos e ideas para que planifiquen sus tributaciones con inteligencia. Esto les permitirá no solo cumplir con sus obligaciones sino también beneficiarse de las ventajas tributarias que pudieran proceder para pagar el menor número de impuestos. El objetivo es conseguir el mayor beneficio de todas las rentas.

Ayuda a tomar decisiones acertadas

Para tener éxito en las finanzas no solo hay que tener técnica y posibilidad de acceder a la mejor información. Además es imprescindible tener una mente objetiva, ser disciplinado y llevar un control de las inversiones para velar del mejor modo los intereses del cliente.

Facilita la consecución de objetivos financieros

*ANUNCIO

Los asesores financieros saben cuáles son las metas de sus clientes y ello les permite establecer un planning para alcanzarlas. Además puede aconsejar y ayudar a diseñar dichos planes y a tomar las decisiones pertinentes que permitan perfeccionarlos.

Una mala decisión puede tener consecuencias muy negativas en nuestras finanzas personales y afectar nuestra vida familiar y personal durante mucho tiempo. Por eso resulta esencial contar con los servicios de un asesor financiero.
¿Has evitado cometer errores económicos gracias a los consejos de tu asesor financiero? ¡Cuéntanos tu experiencia!