La edad promedio de las familias latinas para la construcción de su primera casa es de 28 a 32 años, con tendencia a la mayoría de los 40 años en países europeos. Esta decisión no es solo la más importante financieramente, por ser, por lo general “la primera gran inversión”, también es el sueño y delirio de toda familia la adquisición por sus propios medios una vivienda propia. Suena fácil, pero, ¿Realmente que debes hacer para construir o comprar tu casa?

Grandes administradores y conocedores de las finanzas han llegado a la conclusión de que la mejor opción para la construcción de una vivienda por parte de una pareja joven es antes del nacimiento de los hijos. en este sentido, no solo te ahorraras mucho dinero, también evitarás gastos necesarios, es por ello que la planificación financiera va relacionada por la planificación familiar.

Al final, tener tu casa propia suele ser la opción más rentable, ya que evitas grandes gastos anuales como “El pago del alquiler o arrendamiento”. En la actualidad es un poco complicado, pero no imposible.

¿Realmente quieres vivir con tus padres o en alquiler toda la vida?

Si la respuesta es un rotundo ¡NO! Y crees que posees la madurez mental y económica para hacerlo ¡No lo dudes! Lo que debes hacer es proyectarte y seguir estos tips que te ayudarán mucho:

¡Analiza la economía global!

Estudiar el desarrollo económico de tu país es elemental, ¡nadie quiere construir una vivienda y descapitalizarse por completo!, es por ello que debes de ponerle especial cuidado a aspectos como: modelo económico, índice inflacionario, posición de la economía en los ciclos económicos, entre otros, y hazte la siguiente interrogante, ¿vale la pena construir una casa en este momento económico determinado? De la respuesta ser afirmativa, sigue leyendo los demás consejos.

¡Mantente motivado!

Suena un consejo tonto, pero realmente es uno de los importantes. La motivación es lo que te permitirá ser constante y optimista para alcanzar tu objetivo. ¡No sabes cuánto influye la psicología!

¡Estudia las condiciones!

El tamaño de la vivienda tiene relación directa con el precio o valor del suelo, esto se debe a que, si el precio del suelo en una zona determinada es costoso, el comprador adquirirá el metraje según sus condiciones socioeconómicas.

¡Conoce tus gastos y ahorra!

Ahorrar es fundamental para evitar la descapitalización, reduce: las salidas al cine, centros comerciales, parques de diversiones, restaurant, gastos tontos, viajes, reduce los gastos en servicios, despilfarro de dinero, entre otros, ¡prioriza tu casa y deja de derrochar dinero!

¡Abre una cuenta de ahorros!

Tener una cuenta de ahorro te permitirá generar intereses sobre los montos depositados para ahorrar, siendo de gran utilidad, disponibilidad inmediata, e incluso una gran rentabilidad si las condiciones económicas globales son favorables.

¡Haz seguimiento a tus gastos diarios!

Controla minuciosamente tus activos y pasivos, de esta manera sabrás qué tanto dinero estas ahorrando y donde puedes recortar gastos en caso de ser necesario.

¡Crea una base sólida!

Antes de comenzar a construir o comprar tu casa, crea una base económica solida y sustentable que te permita cumplir con el objetivo principal, pero que no te abstenga de tus necesidades personales elementales, es decir, no debes dejar de comer o comprar tus productos básicos por la construcción, ¡puedes desarrollar mecanismos que te permitan hacer ambos!

Hoy en día los microcréditos online constituyen una fuente alternativa para la obtención        de dinero, evitando trámites engorrosos y fastidiosos, los cuales pueden obtener desde la comodidad de tu computador, en caso de no contar con el dinero suficiente para su inicial toma en consideración pedir un préstamo, para más información Haga clic aquí.

¡Comienza la planificación!

Realiza un estudio del mercado y analiza de acuerdo a tu presupuesto inicial: la zona, el terreno, arquitectura, planos, diseño funcional, materiales a emplear, entre otros.

Recuerda que planificar es un conjunto de medios empleados para llegar a un objetivo, y solo de estar manera llegaras a tu objetivo, de igual manera, determina: los metros cuadrados, número de habitaciones, numero de baños, localización de sala, cocina, áreas verdes, entre otros.

Uno de los aspectos que genera mayor estética a las viviendas son los materiales decorativos empleados, dependiendo de los gustos y el ambiente, puede ser con: piedras, adoquín, aluminio, entre otros. Siendo estos materiales naturales y a un costo accesible a comparación de los demás existentes en el mercado.

*ANUNCIO
¡Economiza los materiales y costos!

Construir una vivienda implica la realización de paredes, techos, divisiones, revestimiento, es por ello que debes de ubicar presupuestos y analizar, ¿cuál te conviene?, pero no te dejes impresionar tampoco por el mas barato para ahorrar, evalúa opiniones y lo más importante la resistencia y durabilidad del material.

¡Ten en cuenta otros gastos importantes!

Recuerda, si vas a comprar una casa ya construida o por el contrario vas a realizarla por tus propios medios toma en cuenta como aspectos esenciales: los honorarios profesionales, la mano de obra, los tramites en registro y notaria, gastos fiscales, entre otros.

¡Construye pensando en posibles escenarios!

¡Tu casa no es solo tu hogar, también es su gran inversión!, es por ello que a la hora de tomar en cuenta aspectos como el diseño, ubicación y áreas, debe pensar en su interés comercial, en casa de que al pasar el tiempo desees mudarte o conseguir una casa más cómoda.

Es común que luego de un tiempo, factores externos te hagan cambiar de opinión respecto a tu estadía en la casa, es por ello que debes evaluar posibles acontecimientos.

En los estándares comunes, el tamaño de la vivienda si importa, todos quieren una casa que sea amplia, pero no excesivamente grande o muy pequeña, esto también dependerá de la carga familiar del comprador, es decir, si la persona tiene 5 hijos, evidentemente una casa con dos habitaciones y dos baños será muy poco, e inclusive incomodo para el desarrollo familiar.

Escoge una zona que sea segura, pero a la vez comercial, estos dos factores influencian mucho a la hora de adquirir una vivienda, al igual que la estética del entorno.