El término microeconomía puede parecer extraño y complicado. Algo que solamente conocen los economistas, administradores o profesionales relacionados con el mundo de las finanzas. Según el diccionario de la Real Academia Española, la microeconomía se encarga de estudiar cómo las personas, es decir, los consumidores distribuyen sus recursos financieros limitados (el dinero) con el fin de satisfacer las necesidades básicas de productos y servicios. El lugar de encuentro de los agentes económicos se denomina, el mercado, y no se refiere, necesariamente, a una locación o sitio en concreto. El mercado es un teatro de operaciones, donde ocurre cualquier transacción o intercambio comercial.

El contexto social, político y económico obliga a las personas a ajustar sus expectativas y métodos de trabajo, de manera tal que vemos como las personas tienen varias fuentes de ingresos en función de las posibilidades y fuentes de empleo.

En los llamados países de primer mundo vemos como las barreras en este ámbito están desapareciendo poco a poco, de hecho, una de las ventajas de que gozan los países miembros de la Unión Europea es poder participar en un mercado de trabajo común. Así los ciudadanos europeos españoles pueden trabajar en Alemania o Francia sin tener que pasar por tediosos y complicados procedimientos legales y administrativos de obligatorio cumplimiento para personas de otras tantas nacionalidades como: chilenos, norteamericanos, canadienses, mexicanos, peruanos, etc.

Hay una gran variedad de fuentes de trabajo y, por tanto, de fuentes de ingresos. Los profesionales obtienen recursos producto del ejercicio profesional, otros menos técnicos y sin instrucción forma ganan dinero realizando trabajos a destajos, cocinan, obtienen préstamos con o sin intereses, realizan inversiones en el mercado de valores o compran bienes inmuebles como locales comerciales o apartamentos que después alquilan a terceros con el fin de obtener una renta fija al mes, en fin, existen un sinfín de posibilidades y con el auge de la tecnología y la expansión del internet las posibilidades son ilimitadas.

Estos ingresos, normalmente son utilizados para cubrir los gastos ordinarios de la casa, es decir, pagar los servicios (agua, luz, gas, cable, calefacción, etc.), comprar productos de primera necesidad como comida, medicinas y artículos de higiene, vestimenta, calzado y si el presupuesto alcanza para cubrir actividades de recreación (una salida al cine, restaurante, viajes, parques, entre otros). Muchas familias disponen de una pequeña cantidad de dinero del presupuesto familiar para el ahorro. Esta caja chicha podrá ser utilizada en situaciones de emergencia o con un objetivo específico como fondo para la universidad de los hijos.

Es importante recordar que un porcentaje de estas ganancias van hacia el pago de impuestos y deudas con entes públicos y privados. Todos estos factores y agentes forman parte del mercado y mantienen el flujo de la renta. En este post hablaremos de forma breve sobre microeconomía, que no es más que el estudio de los elementos antes nombrados, quiénes son, cómo interactúan, cuáles son sus objetivos, …

¿Cuál es el origen de la microeconomía?

Cuando acaba la Revolución Industrial, nace una nueva era la del Consumo, los clientes y los ofertantes de bienes y servicios toman un papel protagónico y esta interacción da origen a la microeconomía. En ese entonces y hasta ahora existe una necesidad real de entender el comportamiento de los llamados agentes económicos, cuál es la causa de este tipo de dinámicas, qué factores influyen en él y cómo se pueden satisfacer plena y de manera sana todas las necesidades de este mercado.

Los textos clásicos de microeconomía se mantienen más o menos vigentes hasta nuestros días, con algunas variaciones por aquí y por allá, pero lo sustantivo está ahí, forma parte de nuestra educación básica profesional, concepto como demanda, oferta, valor, agregado, competencia con todas sus clasificaciones (perfecta, imperfecta, en equilibrio), tasa de interés, productividad, utilidad margina, costo marginal, rendimiento, diferenciación de productos, entre otros.

El análisis de todos estos conceptos, de forma regular y escrupulosa, tiene como objetivo encontrar la clave de la estabilidad, la prosperidad, el crecimiento y el progreso de todos los individuos que hacen vida en un determinado espacio geográfico.

Definición

Recapitulemos. La microeconomía es una disciplina de la economía. Estudia el comportamiento económico y el proceso de toma de decisiones financieras del conjunto de personas que conforma una unidad (sociedad).

Los agentes que intervienen en la microeconomía incluyen a las familias (hogares), las empresas, los empleados y, lógicamente, al consumidor.

¿Para qué sirve?

A modo de resumen, el análisis de la conducta de las unidades económicas individuales, es decir, de los trabajadores, las empresas, los inversores y el mercado, busca comprender los factores que intervienen en las operaciones, su funcionamiento y el proceso productivo con el propósito de pronosticar o predecir el comportamiento de los mismos mediante la aplicación de modelos económicos más complejos y teorías financieras adecuadas a un determinado contexto.

*ANUNCIO

De forma específica, el estudio microeconómico permite: conocer y utilizar los distintos mecanismos de precios, las cantidades de bienes o productos intercambiados en el mercado por los agentes, el impacto del cambio de alguna de las variables que afectan a las diferentes formas de organización del mercado como la competencia, los impuestos, etc.

¿Por qué es importante?

El estudio científico de los factores antes mencionados significó un avance para la sociedad. Ayudando a disminuir la incertidumbre, el riesgo y los desequilibrios entre los agentes y procesos, producto de las diferentes necesidades, intereses y relaciones de fuerza entre los mismos.

A continuación, algunas de las razones por las cuales esta disciplina mantiene su influencia hoy en día:

  • Predice el valor de los bienes y servicios que se compran y venden en el mercado.
  • Comprende el papel y cómo funciona la competencia.
  • Estudia la influencia de los consumidores en el proceso de fijación de los precios.
  • Considera el efecto de las políticas económicas y fiscales del país con la finalidad de mantener controlado el nivel de precios (o la inflación).
  • La teoría del consumidor y otras ramas de la microeconomía pueden ayudar a explicar el comportamiento, aumento o disminución, del consumo de los individuos.