Muchas personas creen que con sus salarios o nivel de ingresos actual es imposible ahorrar.

En términos matemáticos el ahorro es igual al ingreso menos los gastos. Pero ¿qué son los gastos y son todos estos necesarios?

En contabilidad el concepto de gasto hace referencia a las salidas o desembolsos de dinero con la finalidad de pagar un producto o servicio.

Lógicamente, los problemas financieros aparecen cuando los gastos superan los ingresos, es decir, sale más dinero del que entra. Muchas veces esta falta de liquidez y sobreendeudamiento se debe a una mala gestión del dinero familiar.

En una sociedad de consumo, como la europea y la americana, el ahorro no se incentiva. Las personas aprenden a administrar sus finanzas a través de la experiencia y los errores.

La tecnología y especialmente el internet nos brinda una fantástica oportunidad para poner en práctica una serie de acciones y mecanismos orientados a mejorar la economía del grupo familiar.

En otros casos, no se trata de ahorrar, sino de aumentar los ingresos y generar ganancias a través de la inversión y el desarrollo de pequeños negocios. Una forma de obtener el financiamiento necesario para lograrlo es a través de las solicitudes de créditos.

Tradicionalmente, las personas acudían al banco por algún tipo de financiamiento, con el paso del tiempo y el aumento de la demanda de crédito, aparecieron las empresas financieras en línea como, por ejemplo: htttp://kreditos247.es/prestamos-rapidos/. Estas organizaciones ofrecen un solución sencilla, inmediata y confiable a los problemas de dinero de las personas.

La recuperación económica desde el 2011 ha sido un proceso lento y a veces forzosos. Muchas personas no están de acuerdo con las medidas económicas adoptadas por el Estado para reestablecer el equilibrio. Pero como ocurre en la casa, si gastas más de lo que tienes, en algún momento quebrarás. Y esto fue lo que ocurrió en muchos países de Europa después del 2008.

Afortunadamente, las medidas adoptadas han dado buenos resultados, pero aún queda mucho camino por recorrer. Los ciudadanos, conscientes de la situación, de la necesidad de no malgastar el dinero y de estar cada vez más preparados para afrontar cualquier crisis o emergencia, han adoptado una posición más responsable y proactiva.

Aquí te traigo algunas recomendaciones para que puedas optimizar tus gastos diarios, ahorrar más y mejorar tu entorno económico.

Crea un presupuesto

La gestión de finanzas depende de un control estricto de los gastos y un uso inteligente y adecuado de los recursos disponibles. El presupuesto es una herramienta básica de la administración, incluye los gastos e ingresos del mes en un plan de pagos.

Para elaborar un presupuesto debes analizar tu comportamiento de pago, consumos y objetivos en un periodo determinado. Si usas más dinero del que produces, deberás eliminar cualquier gasto innecesario o no prioritario.

La finalidad de este programa es proporcionarte una visión clara sobre tu situación económica en el futuro inmediato.

Disminuye el consumo energético

Normalmente, el pago de los servicios y las utilidades se lleva una buena parte del presupuesto familiar. Si quieres ahorrar dinero piensa en ahorrar energía: No dejes las luces encendidas, ajusta a un nivel bajo el termostato, compra electrodomésticos energéticamente eficientes clase A o B preferiblemente, usa el transporte público o si vives cerca del trabajo utiliza una bicicleta, etc.

Elimina cualquier gasto extra no esencial

No importa si es Direct TV, Movistar o cualquier otra empresa de servicios digitales. HBO no es un producto básico. Si tienes problemas de liquidez y estás acumulando deudas, debes eliminar cualquier gasto no esencial. Cancela o suspende temporalmente el paquete de canales de televisión o cámbialo por uno más económico, de esta forma podrás ahorrar dinero que necesitas para cubrir gastos prioritarios (escuela, luz, gas, agua, gasolina, etc.)

Disminuye las citas al salón de belleza

Si bien es cierto, la imagen personal es muy importante. No necesitas visitar el salón de belleza o el spa semanalmente para lucir presentable. Estos mimos son un lujo que no siempre es posible, debes adaptarte al contexto y, cuando la situación mejore, podrás volver al salón cada semana si lo deseas.

*ANUNCIO

Evita las deudas

Si tienes las tarjetas a tope y necesitas dinero urgente, pero tu capacidad de pago futura es incierta no recurras de forma inmediata a pedir un préstamo en línea. Primero has un plan y asegúrate de tener una fuente de ingresos continua, segura y suficiente antes de endeudarte aún más.

Reunifica tus deudas

Si tienes varios créditos pendientes estudia la posibilidad de reunificar tus deudas a través de un refinanciamiento. Si la cantidad de dinero de las cuotas de pago de los préstamos activos supera el 40 por ciento de tus ingresos corrientes o prevés una situación de impago habla con la entidad financiera y pide un refinanciamiento.

Ahorra en el mercado

Has una lista y compra tus productos de la cesta básica en abasto o locales comerciales más baratos o populares. Sustituye algunos alimentos por comidas más económicas y evita comprar chucherías, alcohol, refrescos o cualquier otro elemento que no aporte nada a tu dieta.

Mantén la nevera y freezer cerrados

Al abrir constantemente la nevera o el freezer aumentas el consumo de energía notablemente, un 7 por ciento.

Lava con agua fría

Las lavadoras consumen electricidad, principalmente, al calentar el agua. Si utilizar agua fría puedes ahorrar hasta un 90 por ciento de energía más.

Compra ropa fuera de temporada

Si necitas botas, camisas, zapatos, pantalones, etc. Acuérdate de comprar la vestimenta de tu familia una vez finalizada la temporada, de esta podrás ahorrar dinero a través de ofertas.

Utiliza con conciencia los electrodomésticos

Carga completa la lavadora o el lavavajilla antes de activarlas, plancha menos tiempo o mantén encendido el calentador sólo el tiempo necesario para calentar el agua. Si disminuyes a la mitad el uso de estos aparatos podrás ahorrar más 100 euros al mes. Aprovecha también los programas económicos en la configuración de estos equipos (si están disponibles).

Recuerda apagar la PC.