Una línea de crédito, también llamada cuenta de crédito, es una suma determinada de dinero que ponen a disposición de sus clientes las financieras y entidades bancarias. La línea de crédito es un buen recurso para que los empresarios o particulares puedan tener liquidez cuando la precisen para afrontar los gastos de su negocio pagando solamente los intereses que generen las cantidades que hayan sido utilizadas.

Prestador Es hora de ponerseе Interés 0% Primer préstamo Max préstamo Período Obtener préstamos
vivus 15 min Yes 50 – 300 € 900 € 30 días
Moneyman 15 min No 50 – 1200 € 1200 € 4 meses
solocredit 15 min Yes 50 – 800 € 800 € 30 días
monedo 45 min No 100 – 5000 € 5000 € 24 meses
netcredit 15 min Yes 50 – 300 € 600 € 30 días
okmoney 10 min No 50 – 300 € 600 € 30 días
Viaconto 15 min No 50 – 600 € 600 € 30 días
Ferratum 10 min Yes 50 – 1000 € 1000 € 45 días
creditstar 10 min No 50 – 300 € 1000 € 3 meses
zaplo 10 min No 300 – 2500 € 2500 € 24 meses
ccloan 10 min Yes 50 – 300 € 300 € 30 días
cashper 15 min No 50 – 500 € 500 € 30 días
necesito-dinero 10 min No 1 – 400 € 400 € 30 días
Dineo 8 min Yes 50 – 300 € 300 € 30 días
savso 15 min No 100 – 300 € 900 € 6 meses
freezl 15 min No 50 – 1000 € 1000 € 35 días
creditomovil 15 min No 50 – 300 € 700 € 30 días
twinero 10 min No 50 – 300 € 600 € 30 días
wandoo 15 min Yes 50 – 850 € 850 € 30 días
onlinecredit 15 min No 50 – 300 € 1400 € 4 meses
prestamo10 10 min No 50 – 300 € 700 € 30 días
dindin 15 min Yes 50 – 300 € 750 € 6 meses
kredito24 5 min No 75 – 750 € 750 € 30 días
contante 15 min No 50 – 500 € 500 € 30 días
wincredit 15 min No 100 – 300 € 1000 € 30 días
creditocajero 10 min No 50 – 300 € 300 € 31 días
kyzoo 20 min No 100 – 300 € 800 € 30 días
pepedinero 15 min No 50 – 250 € 50 € 30 días

¿Qué es una línea de crédito?

Además del pago de estos intereses también se suelen cobrar otros intereses de menor cuantía por la propia apertura y tenencia de la línea de crédito.

¿A quién está dirigida una linea de credito?

En general, suelen ser usadas por empresarios y autónomos, que de esta forma pueden contar con liquidez extra para atender a sus pagos del día a día cuando no tienen liquidez. Por ejemplo, la linea de credito sería de gran utilidad para que el empleador pueda pagar a los trabajadores sus nóminas el día uno mientras hasta que él mismo reciba el pago de sus proveedores. O para que los autónomos puedan pagar el IVA sin agobios mientras espera a que sus clientes le paguen.

La idea básica de la línea de crédito es ofrecer un dinero “extra” para poder utilizarlo en momentos de necesidad en momentos puntuales. No hay que confundir la linea de credito con los préstamos personales. La linea credito se utiliza fundamentalmente para ocasiones puntuales, mientras que el préstamo personal sirve para tener liquidez para afrontar un pago, iniciar un proyecto, etc.

Pensemos en este ejemplo para ver la diferencia entre ambas modalidades:

Estamos en casa y de repente, unos familiares vienen a pasar unos días a casa. Como no tenemos colchón para que duerman, decidimos alquilar uno, que pagamos tan solo durante los días que lo utilicemos. Esta sería la línea de crédito, una especie de “colchón” que nos ayudaría a solventar momentos de necesidad monetaria.

Sin embargo, nuestros familiares se quedan finalmente durante un año. En ese caso, ya no bastaría con alquilar un colchón para unos días. En ese caso deberíamos comprar una cama, mobiliario, etc. Para afrontar ese gasto, deberíamos pedir un préstamo personal.

Las líneas de crédito son un derecho adquirido para la obtención de un préstamo, que una entidad financiera concede a una empresa o particular. La diferencia fundamental entre un crédito convencional y una línea de crédito, es que mientras que el préstamo consiste en la percepción de una determinada cantidad de dinero que se va devolviendo poco a poco, con la linea de credito lo que se consigue es obtener un dinero que se irá cogiendo cuando se necesite y después se irá devolviendo junto a sus correspondientes intereses dentro del plazo previamente acordado.

Una vez que la financiera ha concedido la línea de crédito a un cliente, este no deberá nada a la misma hasta que no empiece a hacer uso del dinero. En el momento en el que la empresa lo necesite, podrá ir retirando las cantidades de su linea credito abonando los correspondientes intereses estipulados durante el tiempo que se esté utilizando ese dinero.

La finalidad de estos productos financieros es que las empresas o particulares puedan tener liquidez cuando de forma puntual, la necesiten para cubrir sus necesidades. Si por ejemplo un empresario tuviese que abonar las nóminas de sus empleados y uno de sus clientes en lugar de pagar el día convenido, se retrasa en el pago. En este caso, el empresario podría echar mano a su línea de crédito, pagar las nóminas de sus empleados y después, cuando reciba el ingreso, devolverá sin problemas el dinero que había utilizado de su línea de crédito. Sin una línea de crédito no se podrían abonar las nóminas o bien habría que solicitar un préstamo al banco para pedir un préstamos por los días que falten hasta percibir el pago.

En el primer caso, no es aconsejable retrasar los pagos a los trabajadores, que a su vez también tienen que afrontar sus propios pagos. El segundo caso es más ineficaz aún ya que pedir un préstamo supone un gasto añadido.

Tener abierta una linea de credito supone una gran ayuda para el empresario. El problema que surge a veces de la mala gestión y uso de la misma. Es decir, cuando en lugar de utilizar este producto para solucionar las necesidades puntuales de efectivo, se le da otros usos como por ejemplo, para cubrir gastos que no pueden ser pagados de otra forma. Es así como las líneas de crédito se hacen eternas haciendo que las empresas caigan en un círculo vicioso: a la falta de liquidez hay que añadir el pago de los intereses y el hecho de que finalmente no podrán usar este producto financiero para las necesidades puntuales de liquidez de la empresa al haber gastado el límite contratado en otras cosas.

Cómo solicitar la línea de crédito

Al solicitar una línea de crédito, será necesario cumplir una serie de requisitos que las financieras exigen para tener la seguridad de que el dinero será devuelto en los términos y plazos acordados entre ambas partes. Los requisitos que suelen exigirse al solicitar este producto financiero son los siguientes:

  • Contrato mercantil
  • Contrato bilateral para obligar a ambas partes
  • Contrato de obligación en el que se estipula que el cliente deberá pagar las comisiones e intereses acordados.
  • Cantidad máxima disponible
  • Duración del contrato
  • También se podrá aplicar otro tipo de intereses si se excede el límite acordado.
  • Comisiones

Cómo devolver la linea credito

Para devolver las cantidades que se vayan tomando de la línea de crédito, el cliente deberá atenerse a los plazos y condiciones pactadas. En general, las líneas de crédito suelen concederse por periodos que no sobrepasan el año. En caso de que se excedan los límites acordados se aplicarán intereses que incrementarán el precio de la línea de descuento.

La línea de crédito es una solución financiera perfecta para que las empresas y autónomos puedan disponer de liquidez instantánea en situaciones de necesidad puntual.