Hace unos meses tuve problemas con mi coche que tuvo un desperfecto mecánico, como soy estudiante universitaria, mis ingresos son limitados (bastante limitados), así que no tenía dinero para arreglar mi coche. Pero una amiga me dijo que podía solicitar un préstamo rápido, así que me indicó cuáles eran los pasos que debía seguir, así como los mejores prestamistas que existen actualmente.

Seguidamente, y de acuerdo a mi experiencia, te daré algunas recomendaciones sobre cuáles son los mejores prestamistas en caso de que te surja algún imprevisto como el mío y requieras un préstamo rápido y sin mayores complicaciones; de este modo espero poder facilitarte los pasos a seguir en todo este proceso.

¿Qué es un prestamista?

Un prestamista, es una persona o una entidad, que otorga un crédito financiero y cobra un interés a cambio. Los principales prestamistas son los bancos, que son lo que más cantidad de créditos otorgan; pero también existen otras instituciones privadas que otorgan préstamos.

Estas instituciones tienen la característica de que no son supervisadas por el Banco ni por ninguna institución de control financiero. Otorgan créditos rápidos y no solicitan mayores garantías ni mucho papeleo, por lo que sus condiciones son diferentes a los de los bancos.

¿Qué debo considerar a la hora de solicitar un préstamo?

Lo más importante a la hora de solicitar un crédito es determinar si en realidad necesitarás ese préstamo. En otras oportunidades en mi carrera universitaria he tenido necesidades monetarias, pero ninguna como esta tan importante, pues el carro me permite llegar con más facilidad a clases. Pero recuerda que, después de todo, un préstamo es un compromiso que deberás afrontar. Así que es muy importante que estés seguro de que en realidad lo necesitas.

Lo segundo, es evaluar si puedes responder a la cancelación de dicho préstamo.  Los préstamos ahora son otorgados de manera muy rápida y sin mayores requisitos, pero, son un compromiso, que deberás afrontar y tienen un tiempo específico para devolver el dinero.

 Si es un préstamo rápido, de los que se otorgan en menos de 48 horas, deberás saber que, igualmente, el plazo para cancelarlo también es corto; generalmente de 30 días. Por lo tanto, debes estar seguro que podrás cancelar el compromiso en el plazo acordado.  De lo contrario, un retraso en el pago o la no cancelación del préstamo, puede terminar afectando tu línea crediticia en un futuro, y créeme es algo que no te conviene, pues podrías tener problemas en un futuro si quieres solicitar un crédito mayor como por ejemplo, para comprar un coche, ampliar tu negocio (o emprender uno nuevo) o adquirir una vivienda propia.

En tercer lugar, y no menos importante, es recomendable que revises detenidamente las condiciones bajos las cuales se te va a otorgar el préstamo, tales como: recaudos que solicita la entidad a la que solicitarás el préstamo, plazo para la cancelación, los intereses que vas a cancelar y si el prestamista te pude otorgar un financiamiento extra, sobre el préstamo que ya solicitaste, en caso de que por alguna razón, no puedas realizar el pago a tiempo.

Por último: mantén tus finanzas en orden; aun cuando tengas ingresos más que suficientes, es convenientes que tengas un presupuesto mensual donde consideres todos tus gastos: alquiler (o hipoteca, según sea tu caso) gastos en alimentación, universidad, servicios, mantenimiento del coche, ocio y un porcentaje mensual que deberías ahorrar en caso de que se te presente algún imprevisto.

Después de haber solicitado tu préstamo, te aconsejo que hagas un nuevo presupuesto; esta vez, incluyendo el monto que deberás cancelar por concepto del préstamo (en caso de que sea un préstamo que vas a cancelar por un plazo mayor de uno o dos meses).

En este caso, te aconsejo que disminuyas los montos o porcentajes que utilizas para gastos que no son realmente importantes; como el de ocio; si vas al cine todas las semanas, considera hacerlo solo una vez al mes; si comes en restaurante todos los días, deberías hacerlo sólo una vez a la semana, y llevarte tu comida desde la casa para almorzar en la universidad.  Si te gusta ir de compra, pues, tendrás que hacer el sacrificio de no comprarte tanta ropa.  La idea es que tus finanzas no se vean muy afectadas, de lo contrario, en vez de una solución, lo que tendrás será un dolor de cabeza adicional.

¿Cómo escoger el mejor prestamista?

Son muchos los obstáculos que puedes enfrentar al momento de pensar en solicitar un préstamo: puedes ser como yo estudiante que sólo tiene como ingreso una beca, o quizá estar en paro, estar jubilado y tener tu pensión como único ingreso, tener un trabajo con ingresos propios que no son constantes, etc.

 Esto no quiere decir que no apliques para un préstamo; pues como te dije anteriormente, existen entidades privadas que te pueden financiar un préstamo sin mayores dificultades, sin embargo, hay algunos puntos que debes considerar al momento de dirigirte a un prestamista para solicitarlo.

A continuación te daré algunas características que tienen los mejores prestamistas, para que las tomes en cuenta al momento de ir a solicitar tu préstamo.

Los mejores prestamistas son aquellos que tienen las siguientes condiciones:

Los intereses: Es bien sabido que muchas entidades financieras privadas cobran intereses muy elevados y tienen cláusulas que son, francamente abusivas.  Aunque las leyes españolas no establecen qué monto o qué porcentaje de intereses debe cobrar la entidad financiera, éstos no deben ser por un monto desproporcionado, que resulte ser usura, ni que indiquen que la entidad financiera se esté aprovechando de la situación de premura en la que te encuentras. De todos modos, debes saber que los prestamistas privados tienen un porcentaje de interés superior al de los bancos comerciales.

*ANUNCIO

Plazo de devolución o cancelación del préstamo: Algunos prestamistas cobran una comisión por cancelación anticipada del préstamo; te aconsejo que recurras a uno que no aplique esta modalidad; la ideal al momento de solicitar tu préstamo es beneficiarte, no terminar cancelando más de lo que deberías.

Asimismo, procura encontrar una entidad financiera que acepte que puedas cancelar el préstamo después de la fecha fijada, aunque este caso no es aconsejable que lo hagas, pues, allí sin remedio, tendrías que cancelar un monto mayor al pactado por concepto de intereses de mora.

Las condiciones de la entidad financiera: Te aconsejo que leas con mucho detenimiento todas y cada una de las cláusulas del contrato de préstamo, si tienes alguna duda o no entiendes algo, no temas en preguntar, para que tengas todas las condiciones perfectamente claras.  Y cuando te digo todas las condiciones son todas las condiciones. Plazo de pago del préstamo, intereses, comisiones, cobro por gastos administrativos, porcentaje de interés en caso de mora, etc.