Todos necesitamos dinero extra en algún momento, para poder afrontar sin problemas ni agobios un momento de apuro ocasionado por un gasto inesperado o sencillamente, para llegar a fin de mes.

En la actualidad, los préstamos sin nómina se han convertido en una de las modalidades de financiación instantánea más populares en nuestro país. Al hablar de crédito sin aval, préstamo instantáneo sin nómina o préstamo online sin nómina, nos referimos a productos distintos aunque todos ellos se consideran préstamos online inmediatos sin nómina ni avales, con una serie de características que las diferencian de otros productos financieros, y que reflejan fielmente el abanico de soluciones financieras que tenemos hoy en día a nuestra disposición.

Hasta hacer relativamente poco tiempo, al solicitar un préstamo era normal que los bancos exigieran a sus clientes una serie de garantías adicionales o avales (la presencia de terceros en el contrato para que respondieran con su propio patrimonio en caso de que el cliente incumpliese el contrato). En otras palabras, la garantía era y es la forma que el banco tiene de asegurar el cobro de sus préstamos. Pero como evidentemente, no todo el mundo está dispuesto a arriesgar sus bienes, ni todas las personas tienen a alguien de tanta confianza como para comprometer su patrimonio personal por otra persona, las financieras han tenido que adaptarse a la situación y en la actualidad conceden más financiación sin nómina ni avales que años atrás.

Hasta hace pocos años, esto era poco menos que imposible ya que las entidades bancarias no se arriesgaban a conceder préstamos a clientes con un determinado perfil financiero. Sin embargo esto cambió con la irrupción en escena de las financieras privadas que sí acceden a este tipo de operaciones. Actualmente existe una gran competencia entre las entidades crediticias, lo que en última instancia, beneficia al cliente, quién puede elegir las mejores condiciones entre toda la oferta disponible.

La nómina en los préstamos sin avales

*ANUNCIO

El concepto de nómina nos resulta más conocido que el de aval aunque en este punto debemos aclarar en qué consisten ambos conceptos para evitar situaciones de confusión. La nómina es un documento en el que aparece reflejado el sueldo que un trabajador percibe de su empresa cada mes a cambio de su desempeño laboral.

Pero al hablar de nómina, también nos referimos al documento en papel que la mayoría de entidades prestamistas exigen como condición ineludible para conceder sus préstamos. Pero en el actual panorama laboral, son muchas las personas que carecen de nómina, aunque cuentan con ingresos regulares por su trabajo. Precisamente, a este target están dirigidos los nuevos préstamos online sin nómina con el fin de facilitarles la financiación que necesitan.

Para poder acceder a la financiación sin nómina, se pueden presentar la siguiente acreditación alternativa:

  • Subsidio de desempleo
  • Pensión de jubilación
  • Beca de estudios o subvenciones similares
  • Bienes inmuebles a nuestro nombre que sean rentables

¡La financiación para todos ya es posible gracias a las nuevas formas de acceso al crédito!

¿Ya las has probado? Comparte tu experiencia con nosotros!