¿Es posible conseguir financiación sin nómina ni aval? Los préstamos sin aval y sin necesidad de garantías adicionales son una gran alternativa para que las personas que no dispongan de nómina ni avales puedan acceder al crédito financiero.

Prestador Es hora de ponerseе Interés 0% Primer préstamo Max préstamo Período Obtener préstamos
15 min Yes 50 – 300 € 900 € 30 días
15 min Yes 50 – 800 € 800 € 30 días
15 min No 50 – 600 € 600 € 30 días
10 min Yes 50 – 300 € 300 € 30 días
10 min No 50 – 300 € 300 € 31 días
10 min No 50 – 300 € 600 € 30 días
15 min Yes 50 – 300 € 600 € 30 días
15 min No 50 – 300 € 1400 € 4 meses
15 min No 50 – 1200 € 1200 € 4 meses
10 min No 50 – 300 € 1000 € 3 meses
8 min Yes 50 – 300 € 300 € 30 días
15 min No 50 – 1000 € 1000 € 35 días
10 min No 300 – 2500 € 2500 € 24 meses
15 min Yes 50 – 750 € 750 € 30 días
15 min No 50 – 500 € 500 € 30 días
15 min No 100 – 300 € 900 € 6 meses
45 min No 100 – 5000 € 5000 € 24 meses
60 min No 1000 – 40000 € 40000 € 72 meses
15 min Yes 50 – 300 € 600 € 60 días
10 min No 50 – 300 € 600 € 30 días
10 min Yes 50 – 1000 € 1000 € 45 días
10 min No 1 – 300 € 900 € 44 días
10 min No 1 – 400 € 400 € 30 días
1 día No 500 – 4000 € 4000 € 41 meses
15 min No 50 – 300 € 700 € 30 días
1 día Yes 50 – 500 € 1000 € 61 días
15 min Yes 50 – 850 € 850 € 30 días
10 min No 50 – 300 € 700 € 30 días
15 min Yes 50 – 300 € 750 € 6 meses
5 min No 75 – 750 € 750 € 30 días
15 min No 50 – 500 € 500 € 30 días
15 min No 100 – 300 € 1000 € 30 días
20 min No 100 – 300 € 800 € 30 días
15 min No 50 – 250 € 50 € 30 días

¿Qué son los préstamos sin aval?

En general para solicitar un crédito sin aval de estas características basta con cumplir una serie de requisitos mínimos:

  • Ser mayor de edad
  • Estar al corriente de las obligaciones financieras
  • No estar incluido en algún fichero de morosos como RAI o ASNEF aunque también existen ciertas modalidades de préstamos que aceptan clientes incluidos en listas de morosidad.
  • Demostrar el patrimonio personal
  • Justificar otras posibles deudas o préstamos que deberán ser coincidentes con las que estén registradas en el CIRBE (Control Interno Registros Banco de España).

Las cantidades que se pueden solicitar en los préstamos sin aval son variables. En general pueden oscilar entre los 6.000 y los 75.000 euros. Puede ocurrir que una misma entidad ofrezca el mismo tipo de crédito con aval o sin él. El que tenga garantías implicará un tipo de interés más ventajoso ya que los riesgos son menores.

Créditos rápidos sin garantías online

Gracias a los préstamos sin aval urgentes es posible obtener hasta 10.000 euros en 24 horas o incluso más dependiendo de la confianza y respuesta del cliente al solicitar préstamos similares en ocasiones anteriores. Los préstamos rápidos online sin garantías son la forma más rápida y sencilla de solicitar un crédito urgente sin necesidad de esperar largo tiempo, ni de tener que presentar papeles, avales, etc. Esto es así porque este producto financiero está destinado a facilitar dinero de forma ágil y sencilla en cuestión de horas y sin necesidad de que el solicitante se vea obligado a presentar documentación ni papeles.

Préstamos rápidos sin aval entre particulares: la solución para obtener dinero urgente con el simple compromiso personal

Una modalidad rápida para conseguir financiación al margen de los bancos y las financieras es recurrir a los préstamos rápidos sin aval entre particulares. Aunque casi todas las financieras más importantes que ofrecen créditos rápidos en nuestro país brindan a sus clientes esta posibilidad, el número de préstamos rápidos sin aval entre particulares se ha incrementado en los últimos años. Hay que utilizarlos con precaución y saber siempre a quién se está recurriendo para evitar sorpresas desagradables o problemas añadidos.

¿Cómo y dónde se pueden solicitar los préstamos sin garantías?

Solicitar uno de estos préstamos es muy ágil y rápido ya que todo el proceso se realiza online a través de la propia web de la financiera. Por tanto no es necesario realizar papeleos para obtener la cantidad necesaria aunque lo que sí se deberá aportar es cierta documentación de carácter personal a través del correo electrónico (o del convencional, aunque en este caso la operación se dilataría hasta que la entidad financiera tuviese en su poder la documentación requerida). Si tu puntuación de crédito es positiva, no tendrás problemas y no necesitarás ningún tipo de aval ni garantías para obtener la cantidad solicitada. En caso contrario, es decir, si tienes un historial crediticio poco satisfactorio es posible que te pidan algún tipo de aval para asegurar la operación.

Los prestamos sin aval son perfectos para conseguir hasta 1500 euros en tan solo unos minutos u horas ya que se trata de un producto de financiación destinado a la consecución de dinero inmediato sin necesidad de cumplir interminables requisitos. Para obtener liquidez a través de este servicio financiero tan solo hay que dirigirse al sitio online de la entidad, elegir la cantidad que se necesita y seleccionar el plazo máximo en el que se devolverá el préstamo. A continuación bastará con rellenar un formulario de solicitud en el que se incluirán los datos personales y bancarios para recibir la cantidad solicitada. Al cabo de unos minutos, sabrás si tu préstamo ha sido concedido. En caso afirmativo tendrás el dinero en tu cuenta de forma casi instantánea.

Tanto los préstamos rápidos sin aval entre particulares como los préstamos y créditos sin garantías ni requisitos especiales son la forma más rápida y sencilla de obtener la liquidez necesaria para afrontar gastos inesperados o para solucionar los problemas de liquidez del día a día. La principal particularidad de este producto financiero es que para solicitarlo y obtenerlo no se precisa la aportación de un aval o avalista que respalde el préstamo.

¿Cómo se puede obtener dinero con los préstamos sin garantías?

Para obtener este tipo de financiación es suficiente la garantía de la persona que los solicita y tan solo se piden una serie de requisitos adicionales de carácter personal para avalar la solicitud y para que ésta sea aceptada.

Esta es la información que hay que facilitar al solicitar un crédito sin garantías online:

  • Ser mayor de edad
  • Tener un DNI o justificante identificativo de residencia en España
  • Un número de cuenta activa a nombre del solicitante para poder realizar el ingreso de la cantidad solicitada.

Una vez realizada la solicitud, si esta resulta aceptada, el cliente podrá tener el dinero ingresado en cuestión de minutos u horas en función de la modalidad de préstamo por la que se haya optado.

Gracias a los créditos y préstamos sin garantías ni avales es posible obtener cantidades de dinero que dependerán del producto elegido. Los créditos rápidos online son una modalidad de préstamos personales en los que dependiendo de la financiera que se elija es posible obtener hasta 10.000 euros en tan solo 24 horas.

Como hemos señalado con anterioridad es posible solicitar y conseguir préstamos sin garantías ni avales. Dependiendo del producto financiero que se elija se podrá conseguir una cantidad más o menos importante de dinero en un plazo de tiempo breve, en función de la modalidad de préstamo y de la cantidad solicitada.

Al solicitar préstamos sin garantías solamente se necesita el compromiso y la garantía de la persona que realiza la solicitud.

¿Qué diferencia hay entre los créditos y los prestamos sin aval?

Aunque la mayoría de las personas creen que un préstamo y un crédito son dos palabras sinónimas, en realidad no es así ya que entre ambos productos financieros hay diferencias sustanciales que conviene tener en cuenta antes de realizar la solicitud. Aunque ambos se pueden conseguir sin necesidad de avales y para ello habrá que cumplir una serie de requisitos, no son exactamente lo mismo:

¿Qué es un préstamo?

Un préstamo es un instrumento de financiación con el que una persona o entidad cede a otra una determinada cantidad de dinero. El receptor se compromete a devolverla en un plazo de tiempo previamente acordado entre las partes, junto a los intereses generados durante el periodo del contrato. En general los préstamos suelen devolverse de forma periódica en cuotas mensuales y los intereses se aplican sobre la cantidad total del préstamo. Suelen destinarse a la adquisición de servicios o bienes y lo normal es preguntar el uso que se le dará al dinero antes de concederlo.

¿Qué es un crédito?

Los créditos son cantidades de dinero con un límite establecido de antemano (500, 1.000 euros…) que los bancos o entidades financieras ponen a disposición de sus clientes para que los utilicen total o parcialmente. En los créditos el cliente tan solo paga por la cantidad de dinero que haya utilizado y por el tiempo total en el que haya dispuesto del crédito. Al igual que en los préstamos, también los créditos tienen establecido un determinado plazo para su devolución. Al finalizar el límite de tiempo acordado, el cliente deberá devolver el dinero aunque podrá ampliar o renovar el crédito si ambas partes están de acuerdo. Los créditos suelen concederse para solventar problemas puntuales de falta de liquidez y en ellos la entidad financiera no suele preguntar por la finalidad que se dará al dinero.

Ventajas de solicitar préstamos y créditos sin garantías

La ventaja principal de solicitar créditos o prestamos rapidos sin aval entre particulares ni garantías es, obviamente, que no es necesario disponer de garantías de pago ni de avalistas para obtenerlos. Será suficiente con el compromiso personal del solicitante. Por eso este tipo de productos financieros son la forma más segura de obtener dinero ya que si se produjese un impago no podrían embargarte ningún bien ni inmueble ya que no hay nada como garantía de pago.

Otra de las grandes ventajas de este tipo de financiación es que se pueden solicitar en cualquier momento y desde cualquier lugar ya que su tramitación es completamente online. Esto evita desplazamientos, colas o esperas. Basta con entrar en la página web de la propia financiera para tramitar el préstamo de principio a fin.

La cantidad de dinero que se puede obtener solicitando un préstamo sin aval puede llegar hasta los 60.000 euros. Los plazos de devolución se establecerán de forma flexible en función de la capacidad de respuesta del solicitante, de su historial crediticio, etc.