Las tarjetas de crédito son un modo de pago que permite hacer compras sin necesidad de llevar dinero encima y pagar de forma aplazada un tiempo después. En la actualidad existen muchas modalidades para realizar pagos y devolver la cantidad utilizada en un corto periodo de tiempo. Por ejemplo, los préstamos online, llamados también préstamos rápidos, que tan utilizados son en la actualidad. Tanto el los préstamos online como en las tarjetas de crédito, lo que el usuario obtiene es una determinada cantidad en efectivo que después devuelve en un plazo de tiempo determinado.

Las tarjetas de crédito se llaman así porque al pagar la compra realizada con ellas, la entidad bancaria que las ha concedido en realidad lo que hace es conceder un préstamo personal que se deberá pagar en el plazo de tiempo elegido, según las condiciones que se hayan negociado con el banco. Esto significa que por si por ejemplo ves una prenda de ropa que te gusta, por un valor de 30 euros, y decides pagarla con la tarjeta de crédito, deberás al banco esa cantidad.

Conceptos esenciales de las tarjetas de crédito

*ANUNCIO
  • Cuota mínima: Al igual que ocurre con los préstamos rápidos y otros servicios financieros, también en las tarjetas de crédito existe una cuota mínima: Es la cantidad que la entidad bancaria establece cada mes en relación a la deuda de tu tarjeta para determinar la cantidad mínima de tu crédito, que debes cancelar.
  • Intereses: Los intereses son el montante total que debes abonar por tener la tarjeta de crédito. Dichos intereses son un valor a mayores que se calculan de forma mensual sobre el saldo de la tarjeta.
  • Ventajas y beneficios: En función de la entidad financiera, ciertas tarjetas de crédito contienen una serie de ventajas adicionales como por ejemplo, un seguro de viaje o determinadas coberturas.
  • Límite: Al igual que ocurre con los préstamos rápidos y otros servicios financieros, también en las tarjetas de crédito existe un límite máximo en el montante disponible: Es la cantidad máxima que se puede retirar o gastar con la tarjeta.
  • Corte. Es la fecha de referencia que el banco toma para calcular la deuda, pago mínimo e intereses que aparecen en el estado de cuenta del usuario. Imaginamos por ejemplo que la fecha de corte es el día 25 de cada mes. Ese día aparecerán en el estado de cuenta el consumo que ha realizado el cliente durante el mes. A dicho consumo se añadirán los saldos previos y con esos datos, se realizará el cálculo del pago mínimo y de los intereses que se han de abonar.
  • Saldo. El saldo de la tarjeta es el dinero que se debe al banco tras realizar el pago de los intereses mensuales y la cuota mínima. Si por ejemplo, la deuda de una tarjeta es de 200 euros, el pago mínimo es de 30 euros y los intereses, 10 euros, el saldo será de 170 euros, que corresponderían a la resta 200 – 30. No se restan los intereses ya que estos corresponderán al coste que se paga por el crédito.

Las tarjetas de crédito y otros servicios financieros como los préstamos rápidos y los mini créditos online, permiten disponer al instante de dinero para afrontar pagos puntuales, realizando el pago aplazado.